ARTÍCULOS

El sistema Marchesan

AUTOR: Antonelo Pizzi, Profesor de Psicología de la Escritura, Presidente de la Asociación Internacional Psicología de la Escritura (Italia-Suiza-España-Argentina, México y Brasil)

En Fondamenti e Leggi della Psicologia della Scrittura (1955) delinea una teoría axiomática que trae sus bases epistemológicas de las leyes de la biomecánica fisiológica, explica en qué modo la psique proyecta en la escritura tendencias y actitudes.

En Psicologia della Scrittura – Segni e tendenze (1961) describe contenidos y proyecciones de cada signo, en el Sistema Psichico (1986) recoge y ordena de forma útil con el fin de esbozar la dinámica de la personalidad.

Estos textos son reelaborados y sintetizados en un único volumen “Psicologia della scrittura – Interpretazione grafologica di segni e tendenze del linguaggio scritto” publicado por Armando Editore, que se propone 1) actualizar el lenguaje de los estudios, 2) releer el sistema Marchesan a la luz de los recientes descubrimientos en el ámbito de la neurociencia, que indirectamente validan muchas de sus intuiciones, 3) facilitar la aplicación y la difusión de un preciso instrumento de autoconocimiento y de análisis comportamental.

La creciente atención por nuestra disciplina por parte de quien tiene específicas competencias en orden al comportamiento humano: médicos, psicólogos, psiquiatras, neurólogos, criminólogos, abogados, educadores, formadores, profesores, orientadores, personal de recursos humanos, etcétera, nos obliga a una continua actualización sobre diversos frentes, también a los registros lingüísticos de materias afines, de los cuales no podemos prescindir más.

En la parte dedicada al sistema psíquico, que traza una ruta analítica y detallada para la descripción de la personalidad, he afrontado algunos temas nuevos, identificando las correspondencias entre los signos y las inteligencias múltiples de Howard Gardner (lógico-matemática, lingüístico-verbal, cenestésica, viso-espacial, musical, intrapersonal e interpersonal), profundizando los procesos de valoración, las capacidades de  inclusión en una organización sistémica.

A continuación propongo un esquema de orientación sintético para la definición de un ambiente grafico de base. Comprende las principales funciones del Yo, es útil para un encuadramiento inicial y para una más precisa interpretación se los signos secundarios y accesorios.

Organización

  • Reconocer el potencial de la energía cinética  y de la eficacia personal: analizar la consistencia y la integridad del hilo grafico – y por tanto de la fibra nerviosa – desplazando sobre el trazado una buena lupa (RobustaEnervada).
  • observar lo escrito a distancia, dándole la vuelta y poniéndolo contra la luz para focalizar la cohesión de identidad y la constancia del estilo comportamental (Igual: monoestilo, Desordenada: pluriestilo)
  • observar el equilibrio en la relación blanconegro global, entre escritura y espacios (Espacio Interpalabra, Interrenglón, Márgenes, relación entre el cuerpo central y los alargamientos superiores e inferiores, alternancia de claroscuros y también Palotes gruesos y Perfiles delgados), el grado de armonía, equilibrio, serenidad y bienestar interior (EstéticaAntiestética)
  • el grado de autodisciplina, composición, esmero, orden y método (Esmerada formal o informal, inhibida o desenvuelta, artificiosa o espontanea; la interacción de los signos Robusta, Igual, Estética, Esmerada y sus contrarios señalan el grado de organización, desorganización y superorganización del individuo)

Sentido del Yo

  • el sentido del Yo, la asertividad, la autoestima (tamaño, presión, fluidez; aumentan Ascendente y Antimodelo: iniciativa y toma de conciencia de su singularidad; Palotes rectos: orgullo y fuerte imagen de sí, Barra de la t larga: confianza en la propia comunicación verbal).
  • la propensión a la innovación y la tensión a las futuras metas (Ascendente), la tendencia a la adaptación y a la colaboración (Horizontal), o también al abandono y a la renuncia (Descendente).

Habilidades cognitivas

  • la confianza en las propias capacidades, la consciencia de poder afrontar con desenvoltura situaciones nuevas (FluidaEstática).
  • Los tiempos de recepción y procesamiento de los datos (Calma o Rápida).
  • Las modalidades de percepción y de elaboración de los estímulos: pensamiento intuitivo, elaborativo o hiperelaborativo (Estrecha, Redonda, Dilatada).
  • la capacidad de hacer frente de forma madura (obviamente para el adulto – amplitud Interletra).
  • la capacidad de relacionar la realidad interna con la realidad externa, de valorar los éxitos de la propia conducta, de encuadrar los problemas y situaciones en una perspectiva amplia (Interpalabra ancho)
  • la capacidad de observación, de captar los detalles (Pequeña)  y los matices (Perfiles delgados).
  • Las capacidades asociativas (Ligada: lógica y síntesis; Brincos: capacidad de realizar comparaciones, de integración entre los datos nuevos y los daros ya adquiridos; Divergente: lucidez, sentido discriminativo, filtro selectivo; Contorsionada: explorativa e investigativa) 1
  • La expresión cuantitativa: tendencia a la esencialidad, a captar el núcleo central del problema o a perderse en detalles secundarios, a distraerse por lo externo (Parca, Adornada o Exuberante: en el cuerpo de la palabra, Rizada: al inicio o al fin de la palabra).
  • La expresión cualitativa: claridad de configuración y de ideas, consciencia de los propios objetivos, orden mental, método (Clara).
  • Los procesos cognitivos pueden ser interferidos por: Estática, Acompasada (Estática + Tensa), Grande, Desligada, Llana, Retornante, Paralela, Oscura, Fluctuante, Floja, Rizo de la flema, Óvalos inflados, Enmarañada, Márgenes excesivos, Omitente estática, Desordenada, Descendente, Temblorosa, Vacilante, Entorpecimiento en la marcha y Fatigosa, Frondosa, Rizos de la inseguridad, Rizos de la Fijación, otros.

Creatividad2

  • El nivel expresivo formal (Formniveau), la capacidad de revisualizar y resimbolizar la realidad (Antimodelo positivo).
  • La observación visual de distintas angulosidades, la variabilidad de las representaciones mentales (Variable).3
  • Identificar nuevas estrategias y soluciones insólitas (Ingeniosa).

Inteligencia social4

  • Capacidad de investigar, necesidad de adaptarse activamente a un ambiente en constante cambio (Contorsionada).
  • correcta percepción de las insidias ambientales (Óvalos variablemente angulosos),
  • intuición psicológica que agiliza la comprensión de los estados emotivos, sentimentales y las motivaciones ajenas (Oscilante)5

Inteligencia emotiva6

  • reconocer e interpretar correctamente las emociones ajenas (Perfiles finos)
  • comprender y entrar en sintonía con el otro, intuición psicológica (Oscilante)
  • crear resonancias emotivas (Óvalos abiertos).

La ventaja de nuestra materia se encuentra en la posibilidad de detectar las contradicciones dialécticas entre el blanco y el negro de nuestra grafía, este resultado no es una subdivisión entre el blanco y el negro de la personalidad.

El sabio equilibrio de los signos y la capacidad de relacionarlos con el contexto general, da luz sobre los detalles y matices, los pone en relación entre ellos, focaliza en sus trazos y disposiciones, tendencias y contratendencias, contradicciones que forman nudos indisolubles y conductas que dan color a la personalidad, más competitiva y en absoluto secundarias de este formidable instrumento de análisis comportamental.

  1. El área de asociación del cerebro coordina aprendizaje, memoria y pensamiento, e involucra a más de un sistema sensorial. Los signos Ligada, Brincos, Divergente, Contorsionada (LBDC) se ejecutan sobre el plano horizontal, el plano de la racionalidad; cuanto más se desarrollan en un juego plástico, tanto más la escritura es Fluida: el signo Ligada es la red de conexión, Contorsionada el “motor de búsqueda”, Brincos la posibilidad de alcanzar un amplio número de datos distribuidos en más áreas distantes entre sí, Divergente el filtro selectivo que discrimina los datos útiles, separándolos de los superfluos, no contextualizados.
  2. Capacidad de formular conexiones articuladas que llevan a la creación de nuevos pensamientos y objetivos, a innovaciones y cambios.
  3. Se entiende por Variable las variaciones del ancho y del alto de las letras, de la extensión de los alargamientos superiores e inferiores, del ancho del bucle, de los espacios interletras o interpalabras, del desplazamiento del renglón, del alineamiento de las bases de las letras, en la variedad de los ángulos de los óvalos  y de si están abiertos o cerrados, en las barras de la t y en los puntos de la i, en las letras homógrafas, por ejemplo algunas letras a y letras s están en letras de molde y otras en cursivo, algunas z tienen bucle inferior y otras no, etc.
  4. Inteligencia social: capacidad de adaptación a contextos diversos.
  5. Es Oscilante la escritura en la cual la inclinación axial de los ejes de las letras cambian desde el  inicio del renglón a su final, va de Sinistrogira a Dextrógira: oscilación desde la reserva y la cerrazón a una desinhibida sociabilidad. Cuanto más amplio sea la inclinación axial , tanto más el sujeto estará en grado de comprender sus actitudes introversivas como las extroversivas.
  6. Inteligencia emotiva: capacidad de desarrollar relaciones sociales satisfacientes, mantenerlas en el tiempo, llenas de atención y consideración por los otros.

Grafología

La grafología o grafopsicología, o el análisis de la escritura (elegir el más apropiado o el más grafopolíticamente correcto) puede ser considerada como una disciplina científica vinculada a la semiología o semiótica porque cumple los siguientes requisitos:

  • Es un proceso que tiene lugar cuando los trazos de la escritura humana pueden actuar, en un momento determinado, como signo para un grafólogo, es decir, cada signo tiene una carga informativa que es percibida por un intérprete capacitado para ello.
  • Los signos gráficos se interrelacionan entre sí formando un sistema.
  • El estudio del sistema de signos gráficos puede revelar unas reglas de combinación precisas.

En la clasificación de Peirce (1957), los signos gráficos no son íconos porque no guardan relación de semejanza entre el trazo gráfico y el rasgo psicológico y no es un símbolo porque la relación que se establece entre la representación y lo representado no es convencional. Por lo tanto, los signos gráficos son índices, ya que cada trazo gráfico es proyección de la psique del escribiente y le corresponden obligatoriamente unos rasgos psicológicos.

Pero la información que un grafólogo puede extraer de los signos gráficos no se produce de manera voluntaria por parte del escribiente, por lo que la grafología sólo puede ser incluida en el ámbito de la semiótica de la significación.

Si aplicamos el esquema general del proceso de comunicación a la grafología podemos analizar los distintos elementos que intervienen en ella:

“Una persona, considerada fuente de información, produce una señal por medio de un transmisor, los trazos o rasgos gráficos de su escritura manuscrita” -Considero que esta frase es confusa, ya que no diferencia transmisor de señal. He optado por otra redacción.

Una persona, considerada fuente de información, realiza un texto manuscrito que tiene la función de transmisor. Ese texto está compuesto por señales, es decir, trazos o rasgos gráficos. La señal viaja a través de un canal visual y es percibida por un receptor, el grafólogo, que analiza los trazos y rasgos gráficos de la persona-fuente y la transforma en un mensaje comprensible para un destinatario mediante la aplicación de un código, sistema de reglas que identifican los trazos y rasgos gráficos de la escritura con un perfil psicológico mediante un proceso de decodificación.

En este proceso puede aparecer ruido, es decir, todo aquello que dificulte o interfiera la recepción de la señal, y que por tanto, produzca interferencias en la interpretación. Por ejemplo, la utilización de papel pautado puede falsear la interpretación del espacio interlineal, la dirección del renglón, etc. ya que la señal podría dejar de ser un síntoma interpretable por el grafólogo.

En cuanto al destinatario de la información puede ser el propio grafólogo o una persona interesada en la información que el grafólogo ha decodificado. Según el Código Deontológico [blablablá] – completar, sólo puede ser la persona que, paradójicamente, es la fuente de la información o una autoridad competente, como un juez.

En conclusión, la grafología en su conjunto puede comprenderse mejor si se la aborda desde un punto de vista semiótico.

Un ejemplo práctico sería adoptar el concepto de signo lingüístico de Saussure (1945) como modelo teórico para analizar el signo gráfico (1993).

Una unidad lingüística, por ejemplo una palabra, pertenece a un sistema de relaciones en el cual a cada forma le corresponde una función, es decir, un valor que adquiere por su relación con otra(s) en el interior de una estructura, y posee un significado.

esquema2

En la oración Haití sufrió un terremoto, la última palabra puede ser analizada desde los tres vértices del triángulo: es, formalmente, un sustantivo, funciona como núcleo de un complemento directo y hace referencia a los temblores de tierra producidos por disturbios tectónicos o volcánicos.

Con criterios formales dividimos las palabras en distintas clases: sustantivos, adjetivos, verbos etc. y cada uno puede funcionar como sujeto, predicado, complemento directo etc.

El funcionamiento del sistema de signos que forma la grafología también puede descrito siguiendo este esquema.

En el vértice de la forma podemos incluir el sistema gráfico, es decir, el conjunto de trazos (con sus constantes y sus posibles variaciones) con los que formamos una escritura. El sistema estaría compuesto por 226 signos gráficos, incluidos en trece apartados: el renglón, el tamaño, los espacios, la claridad, etc.

El vértice de la función estaría ocupado por las tendencias motrices que se derivan de las leyes de proyección (las cuatro leyes generales de la actividad inconsciente y las treinta y seis específicas de la escritura), las cuales describen como nuestro inconsciente proyecta inclinaciones, impulsos y tendencias en la deformación del modelo que en mayor o menor medida todos hacemos en nuestra escritura.

Finalmente, en el vértice del significado situamos el sistema psíquico basado en un esquema general de la funcionalidad de la psique examinada en su interioridad y en sus relaciones con el mundo externo.

esquema-3

Para realizar la descripción de un signo gráfico utilizando los tres vértices debemos empezar por la descripción gráfica del signo, conjunto de trazos o rasgos gráficos del signo, seguimos por la tendencia motriz que hace referencia a la proyección que el inconsciente realiza en esos trazos o rasgos y terminamos con los rasgos psicológicos más importantes que aparecen en un ser humano cuando tiene esos trazos o rasgos.

[ El enfoque es completamente marchesiano, como desconozco cómo lo hacen las otras escuelas grafológicas, habría que incluir las referencias a Marchesan en los lugares oportunos]

Bibliografía:

Saussure, Ferdinand de, Curso de Lingüística General. Buenos Aires, Losada, 1945.

Eco, Umberto. La estructura ausente: introducción a la semiótica. Barcelona: Lumen, 1999.

Eco, Umberto. Curso de Semiótica General. Barcelona: Lumen, 2000

Marchese, Angelo y Forradellas, Joaquín. Diccionario de retórica, crítica y terminología literaria. Barcelona: Ariel, 1986.

Morris, C. “Fundamentos de la teoría de los signos” en Gracia, Francisco, Presentación del lenguaje. Madrid: Taurus, 1972.

Montaner, P. Teoría y práctica de la lógica proposicional. Barcelona, Vicens Vives, 1993.

Peirce, Charles Sanders, “The Logic of Abduction”, en Thomas, V. Peirce´s Essays in the Philosophy of Science. Nueva York, 1957.

Prieto, L. Principes de noologie. La Haya: Mouton, 1964.

Alcaraz Varó, Enrique y Martínez Linares, María Antonia, Diccionario de lingüística moderna. Barcelona: Ariel, 1997.

Quilis, Antonio, Esgueva, Manuel, Gutiérrez, Mª Luz y Ruiz-Va, Pilar. Lengua Española. Madrid: Centro de Estudios Ramón Areces, 1993.

Get In touCh

Get a Free Estimate or Schedule an Appointment

Notarization Packages

Proin eget tortor risus. Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui.

Certifications

Proin eget tortor risus. Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui.

Mobile Service

Proin eget tortor risus. Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui.

E-Documents

Proin eget tortor risus. Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui.