La actitud se refiere al temperamento de una persona frente a ciertas situaciones.

Es la exteriorización de la forma emocional para enfrentar situaciones. Por ejemplo, la actitud que se toma frente a los problemas puede ser estresada, tranquila, asertiva, nerviosa, entre otros. Es la forma de actuar de una persona, el comportamiento que emplea un individuo para hacer las cosas.

En este sentido, puede considerarse la actitud como cierta forma de motivación social -de carácter, por tanto, secundario, frente a la motivación biológica, de tipo primario- que impulsa y orienta la acción hacia determinados objetivos y metas. Ejemplo: La actitud del atleta fue fundamental para ganar la carrera.

TENDENCIAS 

You cannot copy content of this page

Scroll al inicio